INSTITUTO HYPATIA

INSTITUTO HYPATIA

jueves, 20 de noviembre de 2008

LA ACTITUD

La sesión de ayer fue interesante y productiva, conversamos de la actitud, la cual es una reacción mental y emocional sobre la forma de vivir y se compone de pensamientos, creencias, emociones y determinaciones, siendo nuestra posesión más valiosa y tanto en nuestro trabajo como en nuestra vida personal la actitud es la que marca la diferencia.

Para fines prácticos se clasifican en productivas y no productivas, veamos este sencillo esquema:
Actitudes productivas generan:---actitudes abiertas y constructivas---emociones saludables---ideas creativas---entusiasmo y---hablar en tiempo presente.
Actitudes no productivas generan:---actitudes cerradas y/o negativas---emociones enfermizas---ideas convencionales...apatía e indiferencia y--- se habla en pasado o futuro.

Con mucho entusiasmo una compañera compartió un suceso para ella muy significativo ocurrido en su trabajo, dijo sentirse feliz, porque luego de varios meses un compañero cambió su actitud hacia ella... cómo sucedió?... aparentemente fué sencillo, el mantener un trato amable y respetuoso, mostrando con hechos que se llegó ahí para trabajar en equipo y no como una amenaza ante los años y la experiencia presentes... este es un claro ejemplo de actitud productiva; somos responsables de las consecuencias de nuestros actos y no debemos ni tenemos porqué cargar con las de otros.
También se pasaron tips acerca de la forma como ponen un alto a pensamientos negativos que la mayoría de las veces no tienen una razón de ser los cuales son resultado de temores con los que hemos vivido... no podemos controlar lo que sucede en la vida, pero sí podemos decidir cómo manejarlo y sentirnos... cuestión de actitud.

Creemos que estas reuniones están logrando un buen trabajo de autorreflexión en todos nosotros; porque lo más importante no se logra en esa hora y media o 2 horas de conversación, sino en los siguientes 7 días que pasan para encontrarnos de nuevo.
Desde este espacio les envío un fuerte abrazo a todos.

4 comentarios:

Addalina dijo...

Lo que cuesta mucho es el principio de tener la actitud, a veces lo confundimos con las ganas, es como cuando decimos que no escribirmos o trabajamos porque no estamos inspirados.... Un amigo alguna vez me dijo al respecto, una frase de un pintor famoso: "Que la inspiración me agarre pintando".... En este caso es lo mismo, que la actitud nos agarre moviéndonos.
Desde hace poco tiempo (y después de muchos años) al fin he empezaso a entender lo que esto significa, si no nos obligamos (por decirlo de alguna manera) nuestra actitud no va a cambiar, ni nuestra postura, ni nuestra forma de ver las cosas ni nuestro pensamiento, ni nuestro corazón.... nada, todo seguirá igual.
Un amigo me decía que ponerse las cosas como tarea, incluso agendadas, ayuda a esta tarea...
Esa es una cosa, la segunda y no menos importante, mantener... y definitivamente pegarse de gente con actitud es una de las cosas que nos puede hacer mantenernos en el camino y no volver atrás. A veces pequeños cambios ayudan, en la rutina, en los hábitos, en cualquier cosa, pero no alejarnos de quienes nos contagian la actitud y si en cambio hacerlo de quienes nos la infectan con su negativismo o conformismo, de eso ya tuvimos bastante.
Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

Por desgracia me perdí de esta reunión, sin embargo y de forma singular coincide con la manera que pienso con respecto a las situaciones, todos y cada uno las vemos de diferente forma, principalmente porque la actitud que le hemos puesto es diferente. Coincido con Adda, no es lo mismo actitud que ganas, y mientras realizas la actividad que sea, trabajo, ocio, amistad, conversación, etc, la actitud con la que la realices mostrará en sí misma y de pilón las ganas que le hayas puesto. Así tambien, el trato de la gente que te rodea en el trabajo, amigos, conocidos y por conocer dice mucho de como somos y de nuestras actitudes, de nuestra forma de ser. Hace unos días, 3 para ser exactos hubo un enfrentamiento con compañeros de trabajo, el punto principal la actitud con la que se trata a la gente, la conclusión, el velo de "todo esta bien, no pasa nada, la gente tiene la culpa y yo me tengo que defender". Sería un rollo muy largo y aburrido, pero la gente se cierra si le criticas sus actitudes y más si le propones cambios. Pero como experiencia personal, me han criticado el sonreír, el agradecer, el parecer tranquilo, pero me ha dado frutos el ser amable, el ser educado, el no seguir la negatividad de los demás,las "malas actitudes", cada uno elige poner en marcha su día a día, no es fácil, pero una sonrisa no mata a nadie. Finalmente alguien una vez me dijo, "lo cortés no quita lo valiente".César.

Akasha Grungie dijo...

Me ha sucedido algo similar al caso que describes, hace unos años me comportaba de forma cerrada y me quejaba del porqué no hacía nuevas amistades, aunque también traía un conflicto anti social muy fuerte, así que yo misma tenía la actitud correcta para que esa apatía continuase, después es uno quien cambia e irradia eso a los demás, no es que de repente el mundo se volvió más amable o que tenemos mejor suerte, esa modificación empieza en nosotros mismos... a fin de cuentas: cosechamos lo que sembramos.

Muy interesante blog, Mariluz.

Un Abrazo.

Mariluz Barrera González dijo...

Definitivamente la actitud ha sido algo que he tenido que empezar a cambiar en mi vida... y en verdad les digo que es algo que rinde bellos y grandes frutos...

A muchos les he platicado de los problemas tan serios que he tenido en mi trabajo pero es curioso que cambiando la actitud ante mi situación... las circunstancias en general parecen no haber cambiado pero puedo decirles que mi vida ya no es la misma.

La actitud mas importante que he debido cuestionarme es la que tenía hacia mi misma... si yo no confio en mi y en mis capacidades puedo asegurar que todo está ya perdido... tuve que aprender a valorarme y por consiguiente a creer que todo aquello que yo me proponga se lograría... y para muestra este grande proyecto que ha iniciado y que ha movido montañas que parecían dificiles de derribar y que es apenas el inicio de cosas mas grande que ahora mismo me están sucediendo.

Mi trabajo es el mismo, mi jefa es la misma... pero mi postura ya no lo es y todo lo que ha surgido y seguirá surgiendo será siempre en la medida de la seguridad con que mire las circunstancias que construya y que se me presenten a diario.

FELICIDADES A TODOS... VAMOS MUUUUUUUY BIEN.